El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) denunció atropellos contra la dignidad de las personas transexuales y de quienes viven con VIH al interior de los recintos carcelarios administrados por Gendarmería de Chile en Iquique y en Concepción.

“Se trata de negación de medicamentos a personas viviendo con VIH y de golpizas tan graves, que los tribunales han llamado a Gendarmería a respetar la Convención Internacional contra la Tortura”, acusó la organizaión.

En ese contexto el Movilh envió una carta al director nacional de Gendarmería Jaime Rojas Flores, solicitando “medidas inmediatas para acatar los fallos y para implementar medidas que cesen los atropellos contra los internos viviendo con VIH/SIDA y las personas transexuales”.

El Movilh, que desde hace años trabaja con Gendarmería en medidas anti-discriminatorias, se mostró “alarmado y decepcionado por estos atropellos , que han ocurrido principalmente en regiones. Ello demuestra la necesidad de más, mejores y, en especial, descentralizados procesos de sensibilización”.

El organismo denunció exactamente que el pasado 29 de julio la Primera Sala de la Corte de Apelaciones de Iquique acogió un recurso de protección de una interna trans afectada por el VIH que acusó a Gendarmería de negarle en forma sistemática la triterapia para su tratamiento.

El fallo de la magistrada Mónica Adriana Olivares, enfatizó que “lo cierto es que Gendarmería de Chile, correspondiéndole hacerlo, no ha adoptado ninguna acción de forma diligente para resolver los padecimientos de salud que pudiera estar enfrentando la amparada como sería el haber obtenido una muestra de sangre en el mismo hospital del penal al momento de su ingreso parta determinar si padece VIH y consecuencialmente los pasos a seguir”.

Se ordenó así a Gendarmería a “trasladar de inmediato” a la interna al “Policlínico UNACSESS del Hospital” de Iquique “para recibir el tratamiento respectivo”.

Sin embargo, explicó el Movilh, “la situación es aún más grave al considerar que el coronel de Gendarmería y Director Regional, Sergio Castillo, negó en todo momento los hechos, sin asumir responsabilidades, mientras que la afectada permanece en las mismas condiciones a las anteriores al fallo”.