El 7 de septiembre de 1996, a las 7 de la tarde, un camión se cruzó de carril y chocó de frente el bus en el que la parvularia devenida en cantante iba a Entre Ríos (Argentina) junto a su madre, sus dos hijos, sus músicos y el resto del staff.  Y, en el máximo de su carrera, el impacto que la mató también la convirtió en “Santa Gilda”.

AV.


Miriam Alejandra Bianchi, nació el 11 de octubre de 1961, tenía 34 años cuando falleció para convertirse en una “Santa” para sus seguidores. Si bien su fama estaba asegurada al momento de su muerte, el trágico accidente la convirtió en un mito.

Gilda no tenía la estampa de la clasica artista de cumbia, era muy delgada, tenía talento para emocionar a sus seguidores con canciones como “Fuistes”, “No me arrepiento de este amor”, “Se me ha perdido un corazón”, entre otras.

Su fama en Chile, llegó tras su muerte bajo el sello Leaders. Hoy a 24 años de su partida, Gilda sigue vigente y ahora con una película “Gilda, no me arrepiento de este amor”, que interpreta Natalia Oreiro y se puede ver en Amazon Prime.