Durante la primera quincena de diciembre entrará en funcionamiento la línea de media tensión que energizará las localidades de Pica y Matilla.
Esta nueva línea de distribución forma parte del plan de construcción e inversiones que desarrolla compañía en diferentes puntos de la región y tiene por la finalidad mejorar la continuidad de suministro de ambas localidades. Su costo bordeó los 300 millones de pesos.
La línea tiene una extensión de 15 kilómetros y se extiende en el tramo de Canchones – Matilla, en el sector conocido como “El Arenal”. Corresponde a una línea de 23.000 volts que da energía a la comuna de Pica.
Andrés Sepúlveda, Gerente Zonal de Eliqsa, explicó que la construcción de esta línea permitirá gestionar de mejor manera la distribución eléctrica en toda esa zona y facilitará la ejecución de los mantenimientos preventivos que se desarrollan en la comuna.
La línea ya se encuentra construida y se espera que los próximos días ingrese a su ciclo de funcionamiento normal.