Una polémica protagonizaron, a través de las redes sociales, los iquiqueños sobre los “carros pascueros”. Unos reclaman por ruidos y los horarios que aún están transitando por las calles, por otro lado están los que lo defienden, instan a los que reclaman a respetar una tradición iquiqueña. La ácida pelea de twiteros comenzó hace varios días, pero se intensificó el pasado miércoles.

Aunque la gente comenta que la tradición comenzó con las empresas pesqueras, la verdad que el origen fue otro, y fue en la década del cincuenta cuando los trabajadores del Correo, quienes idearon un camión con adornos navideños e instalaron un viejo pascuero, un grupo de músicos y fueron a las casas a entregar los regalos a los niños.

Con el tiempo la costumbre de los trabajadores del correo iquiqueño se multiplicó y hoy a casi 60 años, podemos ver desde los primero días de diciembre de cada año, a los “carros pascueros” recorriendo la ciudad con su música y sus adornos, además del típico “jo, jo, jo” que es el anuncio de la cercanía de un “pascuero”. Otra de las costumbre, es que las personas, que en algunos casos están disfrazados de personajes infantiles, van lanzando dulces a los niños y niñas que salen a recibir en carro.

En una original encuesta de este portal pobre, pero muy honradisimo, los lectores aprobaron con 85% esta costumbre iquiqueña.