El senador desaforado y que ha ganado platita por dos periodos por la región de Tarapacá, Jaimito Orpis podrá cumplir la medida cautelar de arresto domiciliario nada menos que en Frutillar, luego que el tribunal autorizara su solicitud de cambio de domicilio para vacacionar junto a su familia.

Allí podrá disfrutar de su yatecito que está inscrito en el club local, el que pagó con platitas que le pidió que le entregó su “empleador” Corpesca.

La radio Bío Bío nos recuerda que Jaimito Orpis tiene relación con “la zona la se hizo conocida en medio de la indagatoria del caso Corpesca. La fiscalía determinó que el senador pagó una membresía al Club de Yates de Frutillar con dineros provenientes de la empresa del grupo Angelini, que fueron conseguidos a través de la emisión de boletas ideológicamente falsas.

Jaimito es acusado de recibir $264 millones de Corpesca mientras ejercía en el Congreso, podrá permanecer en Frutillar hasta el 1 de marzo.