El río Loa es el mas largo de Chile, en pleno desierto de Atacama, con sus más de 400 kilómetros de longitud, durante el siglo XIX era la frontera natural entre Perú y Bolivia. Aparte de su valor como cuenca, la Conaf y otras instituciones desarrollaron un operativo de limpieza en la desembocadura del “Loa”, todo esto en el marco del Día Mundial de los Humedales.

Conaf informó que retiró de más de 30 sacos de escombros del sector, concluyó el exitoso operativo de limpieza realizado en la desembocadura del río Loa. La acción ambiental se realizó en el marco de las actividades de conmemoración del Día Mundial de los Humedales, que busca aumentar la sensibilización de la ciudadanía sobre el valor de estos ecosistemas y los beneficios que reportan.

La actividad organizada por el Comité Regional de Humedales de Tarapacá, integrado por SAG, CONAF, Seremi de Medio Ambiente, Gobernación Marítima, CONADI, SERNAPESCA y DGA, con apoyo de voluntarios, este año decidió poner en valor la desembocadura del río Loa y su humedal que posee relevantes atributos naturales, biológicos y arqueológicos, realizando un operativo de limpieza y entregando información del área a los turistas y personas que transitan por el sector.

En el caso del río Loa, la confluencia del agua hacia el mar ha permitido el desarrollo  de distintas especies de flora que dan forma a una quebrada verde que, metros antes del mar, forma un humedal con remansos y una laguna.  Este sitio permite el desarrollo de aves nativas y migratorias, así como también el desarrollo de vertebrados,  invertebrados, reptiles e incluso un marsupial.
En total existen siete especies de flora, entre arbustos, hierbas y un tipo de árbol considerado vulnerable en todo Chile; el algarrobo. En cuanto a la fauna es posible observar jotes de cabeza dorada, gaviotas y, en menor cantidad, al gaviotín chico, pato gargantillo e incluso cóndores y ejemplares de halcones peregrinos que visitan el lugar en búsqueda de alimentos. Así mismo, habitan en este lugar reptiles como el lagarto corredor de Atacama, además de pequeños roedores y el único marsupial presente en la zona; la yaca.
Julio Barros, director regional de CONAF, comentó que “el recurso hídrico existente en éste humedal, proporciona los elementos necesarios para el desarrollo de la vida silvestre y la convivencia de distintas especies de flora y fauna, algunas con categoría de conservación. Por eso es importante conservar este humedal y difundir la importancia ecosistémica que tiene”.

Comunicado