El Partido Socialista, el PPD y el Partido Radical advirtieron a la Democracia Cristiana: si la candidata Carolina Goic va directamente a primera vuelta, el resto de las coaliciones harán una lista parlamentaria sin la falange. El hecho se suma a una serie de tensiones al interior del bloque producto de la intención de la DC de no acudir a las primarias de la Nueva Mayoría.

Para la doctora en ciencia política y académica de la Universidad de Santiago de Chile, Lucía Dammert, el escenario se encuentra “muy líquido”, por lo que es prácticamente imposible anticipar a qué acuerdo llegarán en el oficialismo. No obstante, enfatiza que “lo que está claro es que la fisonomía de la coalición está cambiando y que si se alargan más los debates, esto va a ser una situación perdedor-perdedor”.

“Si se llega a una primaria, a la ciudadanía le va a quedar la sensación de que acá hubo más calculadora que una preocupación país”, explica Dammert, en alusión a que esto sería resultado de un análisis donde primaría la conveniencia, en términos electorales, de llegar a una elección parlamentaria bajo una sola lista.

“Si se llega al acuerdo de que haya dos candidatos presidenciales y una sola lista”, continúa, “la sensación será que hubo un acomodo”.

Finalmente, “si se llega a dos listas parlamentarias, se rompe la coalición, lo cual debería tener impactos en términos del Gobierno actual y abre la discusión respecto a qué puede pasar con el Frente Amplio y Chile Vamos”, indica.

Para la académica, “parte importante de las noticias políticas que están generando no tiene que ver con propuestas ni ideas. El Gobierno por supuesto está ausente totalmente, pero el oficialismo está en peleas más que en propuestas, lo que puede aguantar un tiempo, pero ya están en un momento en que empiezan a generar daño”.

“Resulta sorprendente que Goic, marcando un 2% en las encuestas, quiera ir hacia un proceso de elección en primera vuelta”, indica. “Sin duda, mientras esto sea más confuso, sin claridad de si habrá primarias o una sola lista parlamentaria, Guillier sale afectado”, señala.

La especialista indica que “vamos a tener un periodo de mayor tensión” y que este proceso puede prolongarse hasta agosto, fecha límite para inscribir candidaturas ante el Servel.

“Si hay dos candidatos en primera vuelta es porque se rompe la coalición de Gobierno. Sería extraño que sigan gobernando y, mientras tanto, vayan separados para la próxima elección. Ahí hay una contradicción vital”, sintetiza.

¿Por qué la DC insiste en la primera vuelta?

La candidata presidencial de la falange, Carolina Goic, ha marcado un bajo porcentaje de adhesión en las últimas encuestas y, según Dammert, estudios señalan que no le convendría, en términos de resultados electorales, ir a una elección parlamentaria separada del resto de los partidos del bloque. ¿Por qué, entonces, insisten en esta alternativa?

Para Dammert, “la DC tiene un problema en términos ideológicos, de propuesta y de lo que quiere que sea el próximo Gobierno, o lo que no quiere que se repita”. “Están dando la pelea mayor, respecto a la consolidación de su identidad como partido”, subraya.

“En el análisis de la DC”, añade, “hay un sentido de razón, respecto del mantenimiento de los partidos en el largo plazo”.

Finalmente, indica que el partido “perdió más de un millón de votos en todo este proceso en los últimos años, y ha pasado de ser un partido clave a ser uno más dentro de la coalición. Si no lo paran, va a seguir acentuándose esta situación”.