En Ramírez con Bulnes, cerquita del Chache Shop, hay ciclovías debidamente señalizadas, pero estos dos pasteles le importa un comino, estacionar sus vehículos arriba de la pista para los que andan en cleta.

Ojalá los inspectores municipales vayan a darse una vueltecita por ahí y les pongan un parte, que les duela el bolsillo.