La primera la aman porque se garantizan que dan placer a su chica. La penetración profunda que se genera les permite sentir las paredes de la vagina, lo que lo hace ser demasiado excitante; la segunda resulta erótica porque mientras él está acostado boca arriba, ella se sienta sobre sus genitales dándole la espalda.

Él tendrá un panorama bastante amplio, sus glúteos y senos a su disposición; y la tercera es la #1 porque llevan las riendas del encuentro. Por cierto, ¿qué tanto sabes de esta postura? ¡Te retamos a conocer estas 9 cosas sobre ella!

Deseo sexual

1. Es la mejor amiga del punto G: Haz de cuentas que hoy estás ovulando y que por consiguiente quieres portarte «mal». Tu placer estará garantizado y el de él si te dispones a intentar el perrito. Esta es ideal porque estimula el punto G, llamado así por el Dr. Gräfenberg en 1944, tras descubrirlo porque se da un mayor roce.

2. Pone tu cuerpo fit: ¡El sexo es el deporte al que nadie se niega! Son de esas calorías que nadie se niega a quemar y se dice que durante una relación sexual de 15 a 20 minutos se eliminan entre 500 y 600 calorías y si hablamos de mejores posiciones para adelgazar, el perrito es la reina. Con ella eliminas de tu cuerpo 275 calorías.

Regala placer

3. Muchas versiones: Tumbados en la cama, de lado, de pie, mientras te apoyas de una silla… ¡tienen libertad!

4. Es una de las posturas más antiguas: Proviene de las culturas en Grecia y Roma. Además, el filósofo Lucrecio la recomendaba a todas aquellas parejas que querían ser padres. Los romanos la llamaban Coitus More Ferarum, que se traducía en algo como “relaciones sexuales a la manera de las bestias”.

Orgasmos más duraderos

5. ¿Cómo hacerla y que no duela? Esta duele porque es una de las más profundas. El pene golpea el cérvix, lo que causa molestia en muchas mujeres como tú. Para evitar que sea irritante, usa lubricante, cambien de postura y, lo más importante, dile a tu pareja que lo haga al mejor estilo de la canción de moda (de Luis Fonsi): Pasito a pasito, suave, suavecito… nos vamos pegando poquito a poquito…

6. Nombres distintos: También se le conoce como: postura del caballo, de la jirafa, del camello… Creemos que, para los humanos, mejor mantenerla como tal.

Prevención con preservativo

7. Enfermedades de transmisión sexual: Ten claro que para poder practicar esta postura sexual y sacarle todos sus beneficios tienes que tener una pareja estable o al menos usar preservativo. De acuerdo con una publicación del portal Peru.com, se generan más riesgos con el sexo anal o posición del perrito de contraer enfermedades de transmisión sexual como VIH, sífilis, hepatitis, entre muchas otras.

8. Prohibida en algunos estados: Según pudimos constatar, las leyes de sodomía en los Estados Unidos estuvieron generalizadas en todo el territorio, por lo que se prohibió una variedad de prácticas sexuales hasta comienzos del siglo XXI. Muchos estatutos prohibían el sexo oral y el sexo anal, incluso hasta en parejas casadas heterosexuales. Posteriormente llegó la liberación…

Seguidoras

9. La aman las celebridades: En una de nuestras publicaciones, los famosos confesaron ser adictos al sexo. En este caso, Zoe Saldaña y Gwyneth Paltrow confesaron que el perrito era su posición preferida durante el programa The Conversation. ¡Todas tenemos nuestros gustos sexuales!