“Muchas mujeres que han superado los 50 piensan que no es posible tener ni una buena línea ni un peso razonables”, dijo muy suelta de cuerpo al ‘Daily Mail’ Carolyn Hartz, de 70 años bien cuidados, que ha sido tres veces madre y luce un cuerpo que produce dolor de muela a los minos, sin retoques fotográficos, que ha dejado pasmado a quienes han podido contemplar sus imágenes en diversas redes sociales.

Carolyn se lamenta especialmente de las mujeres que han llegado a la cuarta década y sienten que tras dar a luz no pueden volver a alcanzar la forma física que lucían previa al parto. Reconoce que si bien es cierto que el metabolismo se ralentiza con la edad, por lo que respecta a la alimentación todo consiste en saber elegir bien las porciones correctas: “Comer de forma despreocupada puede llevarte a ganar peso innecesariamente. Suele recomendar a sus clientes a través de la página “SweetLife”: ‘saborea y disfruta cada bocado’… te ayudará a comer más despacio y a no pasarte”.