Hasta la próxima semana se postergaría el retorno a Bolivia de los siete aduaneros y dos militares que cumplen prisión preventiva en Alto Hospicio y que fueron condenados en un procedimiento abreviado por la jueza de garantía de Pozo Almonte.

Aun no se concreta el pago de la multa de $32 millones a la que fueron sentenciados y que es requisito para que se otorgue la autorización para la expulsión.

“Esperamos a la brevedad tener resuelto el tema de la multa y una vez que eso se concrete el tribunal dará la autorización para la expulsión”, dijo Claudio Vila, abogado defensor.

El Presidente de Bolivia, Evo Morales, informó en la tarde de ayer a medios de su país, que el gabinete ministerial aprobó el decreto para el desembolso de cerca de $us 50.000 dólares para pagar la multa de los nueve sentenciados. Además, se instruyó acelerar el trámite para cumplir con el fallo judicial y que los bolivianos retornen en el tiempo más breve posible al país.
El pago de la multa recién se concretaría el próximo martes.