La idea no es enfermarse durante los días que subimos a La Tirana, pero si eso pasa, el municipio de Pozo Almonte y el Servicio de Salud de Iquique Glorioso implementaron una sala de observación, que en buen chileno es una posta, que cuenta con salas de observación y reanimación.

El recinto que funciona las 24 horas tiene tres médicos en turno, enfermeros y paramédicos; quienes mantienen directa coordinación con el centro regulador Samu en casos de traslados de pacientes o eventos masivos.
El alcalde Richard Godoy y La directora del Servicio de Salud de Iquique, doctora María Paula Vera, le dieron el puntapié inicial al trabajo durante los días de la festividad religiosas.