EL MARTILLO

No soy católico apostólico Romano, pero si creyente, no voy a la Iglesia, he crecido en un hogar laico y sin presiones de creencias y menos de dogmas religiosos, pero si puedo señalar que he vivido en una sociedad católica. por lo tanto, respeto a la Iglesia y su pensamiento, ahora los hombres que la profesan, (curitas) les tengo un poco de resquemor. En concreto no les creo. Puedo señalar que vivo y disfruto la navidad como todos y me aprovecho de los feriados religiosos, soy ferviente devoto de la Chinita del Tamarugal. es decir, voy a la Tirana y en este sentido me puedo autoseñalar que soy católico.
Comento esta situación para destacar un hecho que viviremos próximamente y creo que es algo de consideración. En enero próximo Iquique Glorioso tendrá la visita del Papa Francisco y se puede considera un hito histórico para Iquique.
En ese escenario, realmente es un gran privilegio saber que viene la principal figura del mundo católico a esta ciudad, y quizás nunca más se vuelva a repetir un acto de esta envergadura, sin duda que quedara escrito en la historia de esta ciudad como algo de privilegio.
En este sentido, se señala que el Papa estará horas en Iquique, llegará a eso de las 10 de la mañana del 18 de enero y participará de una actividad en la gruta de Cavancha y posiblemente se desplazará al pueblo de la Tirana en helicóptero, para luego realizar el gran acto religioso en un lugar a definir.

[quote]Esto es para también hacer un llamado a las autoridades regionales en presentar una ciudad presentable y no apretada como la que vivimos hoy, a no ser chaqueteros y menos protagonistas de sacarse fotos con el pontífice, y que si se va a construir algo (que lo dudo) quede a las furias habitantes de Iquique como la única visita de un Papa que tuvo esta ciudad.[/quote] Pues bien, Iquique será por horas la capital del mundo católico, es decir, millones, pero millones de personas del Mundo seguirán y verán esta ciudad como un destino que visito el Papa y por cierto vendrán muchos visitantes, se habla de cerca de 400 mil personas, de diferentes latitudes, si es así esperar que la ciudad y región resista ese número de visitantes.
Recordar que estaremos en época estival (verano) plena época turística y de vacaciones, es decir Iquique tiene una gran oportunidad de mostrarse como una ciudad LIMPIA, ORDENADA Y CON BUENA GENTE.
Como dato, la pura comitiva del Papa son como 300 personas, y ya hay gente visitando la ciudad para ver cuáles son los puntos complicados, críticos y vulnerables como también la actitud de su población, es lo que se llama “las avanzadas” políticas, de seguridad y comunicacional.
Esto es para también hacer un llamado a las autoridades regionales en presentar una ciudad presentable y no apretada como la que vivimos hoy, a no ser chaqueteros y menos protagonistas de sacarse fotos con el pontífice, y que si se va a construir algo (que lo dudo) quede a las furias habitantes de Iquique como la única visita de un Papa que tuvo esta ciudad.
Iquique glorioso debe sentirse privilegiado con la visita del principal líder de la Iglesia Católica y ser presentada al mundo como una ciudad acogedora, bella, limpia y con su gente cariñosa. Podríamos decir que tenemos la oportunidad de hacer un pequeño, alto y cambio de rumbo en nuestras visiones y ser un poco más positivos en ver las cosas y no caer en la mediocridad del pelambre y rascas visiones locales.
La presencia del Papa Francisco, hay que tomarla como un regalo para la ciudad de Iquique, hay que disfrutarla y valorarla como un gesto importante de una de las religiones más importante del mundo hacia nuestra gente, por lo tanto, no caer en cosas pequeñas, odios, intolerancias y faltas de respeto.