Desde el año 1994, a instancia de la iglesia católica, durante la festividad de San Lorenzo de Tarapacá es “ley seca”, lo que significa que no se puede vender ni tomar copete. Esta medida es resistida por una parte de los peregrinos que llegan al poblado cada 10 de agosto.

Para muchos el “Lolo” es el santito de los curados, por eso en algunas ocasiones vemos como los cargadores realizan el vaivén como si la figura de San Lorenzo se fuera a caer de su pedestal. Esto imita o recuerdas las viejas generaciones “cargaban” al “lolo” con copete.

Nosotros hicimos una encuesta tuitera, que en verdad votó poca gente, donde la mayoría optó por estar de acuerdo con la medida, es decir un 57%, mientras que un 43 % está en contra.

Bueno, como dice Pericote, a veces se gana y a veces se pierde.

 

 

Ojo, esta es una encuesta cachotera que no tiene ningún método científico, es solo para sondear la “fotografía del momento”, como dicen los siúticos.