CAMILA CASTILLO

El 28 de agosto del 2017, quedará como un hito histórico en la agenda valórica nacional, debido a que el ejecutivo por primera vez patrocina un proyecto de ley sobre matrimonio igualitario. Esta iniciativa, es un paso más hacia un Chile para todas y todos. Me siento orgullosa de ser parte de un gobierno que ha avanzado en los derechos de la diversidad sexual.

Primero con la entrada del Acuerdo de Unión Civil, luego garantizando el derecho a la educación de nuestras niñas, niños y jóvenes transexuales.

Asimismo, se añade la ley de identidad de género, que aún se encuentra en tramitación. Por su parte, lo importante es que ahora se apruebe la idea de legislar sobre matrimonio igualitario y que los parlamentarios actuales y los candidatos a diputados y senadores se comprometan en apoyar este proyecto de ley. No quiero una sociedad donde existan ciudadanos de primera y segunda categoría. El matrimonio es un contrato civil y no existe ninguna razón para que no podamos acceder.

El matrimonio igualitario, es una batalla que hoy triunfa con la esperanza de un Chile que respete y valore la diversidad, poniendo en el centro del desarrollo la igualdad de derechos.