Marco Antonio Quintanilla, proveedor de la campaña del senador Fulvio Rossi, reconoció, en el marco de la investigación por el Caso SQM, que el parlamentario iquiqueño le pidió emitir una factura a la minera no metálica, pese a que los servicios gráficos prestados eran para su candidatura a senador.

Una factura por $4 millones 800 mil, de la empresa Imaginarium a SQM -que fue rectificada ante el Servicio de Impuestos Internos por la firma- es uno de los antecedentes que investyiga el Ministerio Público para argumentar los cargos que se le atribuyen al senador en la investigación por financiamiento ilegal de la política, según consiga La Tercera.

Cargos que el Ministerio Público no pudo comunicar al legislador en dos audiencias fallidas que desencadenaron una solicitud para su desafuero, el que se discutirá el próximo 25 de octubre en la Corte de Apelaciones de Santiago.