Hasta la comuna de Huara, previo tránsito y recorrido por las salitreras patrimonio de la humanidad de Santa Laura y Humberstone, llegó la directora regional de Sernatur Tarapacá, Carolina Quinteros, para participar de la duodécima sesión ordinaria de la comisión Cultura y Patrimonio del Consejo Regional de Tarapacá.

Durante el recorrido por la zona patrimonial de Pozo Almonte, fue posible conocer detalles del proyecto para la habilitación de la casa de administración de la ex oficina salitrera Santa Laura, y las obras ejecutadas en torno al proyecto de transferencia museográfica del edificio pulpería en Humberstone.

GIGANTE DE (ATACAMA)TARAPACÁ*

Profundizar en las acciones de protección para el Gigante de Atacama y reconfigurar la mesa de trabajo regional en torno al cerro patrimonial, fue el objetivo de la reunión sostenida entre la municipalidad de Huara, la dirección regional de arquitectura del Ministerio de Obras Públicas, representantes de la comunidad indígena de Huarasiña y la directora regional de Sernatur, Carolina Quinteros. “Todos estos años la cámara de operadores turísticos, operadores privados, particulares, fundaciones, Ong, habitantes de la región y pueblos originarios, han denunciado el estado de abandono que presentaba el acceso a la figura del Gigante de (Atacama)Tarapacá.

Cabe recordar que en el Cerro Unitas fue ejecutado un proyecto para la construcción de un cierre perimetral, el que finalizó con una empresa constructora en quiebra, una instalación de faena destruida, además de escombros y luminarias en medio del acceso al conjunto arqueológico. “Dicho proyecto fue ejecutado sin existir constancia concreta de participación ciudadana que validara la intervención realizada”, explicó Carolina Quinteros, directora regional de Sernatur.

En ese sentido, el Ministerio de Obras Públicas debió seguir durante dos años los procedimientos administrativos necesarios para el finiquito de la licitación adjudicada, con las correspondientes auditorías y la toma de razón de Contraloría para el cese de las funciones por parte de la empresa constructora declarada en quiebra. Posteriormente, fue posible remover la basura esparcida en medio del acceso a un patrimonio regional.

Fue así como el pasado 17 de junio se realizó una acción de limpieza en el Cerro Unitas, la que contó con el permiso de la Dirección de Vialidad y Arquitectura del MOP, además del Consejo de Monumentos Nacionales, respetando indicaciones y acuerdos contraídos. “Trasladamos bolsas de basura recolectadas por los voluntarios. No utilizamos maquinaria para el retiro de los escombros abandonados, como restos de hormigón y luminarias caídas, siendo sólo acopiados por los voluntarios para establecer un orden mínimo, alcanzando nuestro objetivo en cuanto al retiro de basura para terminar con la alteración del entorno donde se emplaza el gigante de Tarapacá”, complementó la directora regional de Sernatur, Carolina Quinteros.

Actualmente, la dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas está trabajando en la reformulación de un proyecto de cierre perimetral que permita evitar el acceso vehícular hasta la cima del cerro y solucionar el problema causado por la construcción abandonada que mantiene atorada a una duna a los pies del Gigante de (ATACAMA)Tarapacá, provocando un daño severo. “Destacamos lo positivo de la actividad, el trabajo coordinado, el haber atendido una necesidad y el hacernos cargo de nuestro patrimonio, para continuar avanzando con las demás instituciones a partir de compromisos concretos, como el del municipio de Huara para retirar la basura y el trabajo que hoy desarrolla la comunidad de Huarasiña y la Dirección de Arquitectura del MOP, para dejar atrás los efectos de una obra mal ejecutada y que hoy afecta al Gigante de Tarapacá”, concluyó Carolina Quinteros.

Comunicado
*N.de la R.: El geoglifo del Cerro Unita (Yatiri) es conocida mundialmente como el Gigante de Atacama, pero desde hace una década autoridades locales lo han rebautizado como “El Gigante de Tarapacá”.