JOSÉ CANCINO N.
FOTOS CLAUDIA MÁNQUEZ

Para Gabriel Gurovich, el Ingeniero Civil Industrial Eléctrica en la Universidad Católica de Chile, ingresar a la política es aprovechar una “oportunidad histórica”, que desde el Senado podría desarrollar en la región un símil a Silicon Valley​​, como polo industrial basado en el Sol y el litio y dejar de tener una política de extracción para pasar a ser un centro de productos determinados.

Así se presenta Gabriel Gurovich (38), con raíces familiares en Iquique Glorioso. “Yo he trabajado toda mi vida en temas de energías, sobretodo en energías renovables, y vi que desde el Senado estos temas se puede empujar con mucha fuerza”.

-Pero tu postulas por la región, sin embargo estás inscrito para votar en Santiago ¿Cómo le explicas eso al electorado?

-Yo estoy aquí por el abandono de los de siempre, por cincuenta años de sorismo que promete lo mismo siempre, además ser de la región, no es carta ni seguro de hacer las cosas bien. Mi familia es inmigrante, llegó de Europa hace tres generaciones, mis abuelos, con una mano por delante y otra por detrás, donde este país los acogió en Iquique. Mi vinculación puede ser histórica y familiar, siento que cuando uno tiene las ganas de aportar se hace en cualquier parte.

-¿Cuáles son tus diferencias con los candidatos llamados ‘fuertes’, Soria, Ebensperger y Rossi?

-Yo quiero invitar a la región, en caso de ser electo, a colegislar durante ocho años. Veo la posibilidad real de llevar la delantera en esto (…) donde es más importante tener a la ciudadanía presente en las decisiones que se toman. Estoy mirando para adelante, proponiendo a la región, un oportunidad de desarrollo industrial.

-Tu me comentabas que tu campaña es de mucho esfuerzo, pero ¿qué opinas del, entre comillas, derroche, que hacen algunos candidatos para llegar a ocupar un cargo?

-Pan y circo (sonríe)… La forma de comunicar se democratizó con las redes sociales, si tu tienes un buen mensaje y eres inteligente como usar estas tecnologías, puedes lograr una base de apoyo. Mi principal mensaje para vincularme con la gente que no vota, no lee la prensa, no escuchan las radios, es través de redes sociales. He hecho la anti campaña; camino por la calles, converso con la gente, me invitan a tomar un café, a un asado. Y oigo este apoyo, que en el fondo es, ‘si te resuena lo que propongo ayúdame que me conozca más gente.

-¿Y resulta?

– Fijate, que la gente me escucha que con alguna sensación, como ‘no es tan huevón este huevón’. Estoy tratando de llegar de esa manera. Estoy corriendo contra el tiempo y el desconocimiento.

– En la política hay tres estaciones, la izquierda, el centro y la derecha ¿donde estás?

– Yo soy independiente moderado, donde intento dar vuelto un poco los ejes de la política tradicional. El algunos tema me considero mas cercano a la izquierda y en otros a la derecha. Para ser sincero, creo que la gente menor de 40 años, no le hace mucho sentido las denominaciones de izquierda y derecha tan duras.

-Gabriel, en una entrevista que se precie de tal no puede faltar la pregunta sobre ¿qué opinas sobre la migración?

gurovich 2-Buena pregunta (ríe)… Quiero aclarate que yo estoy casado con peruana, que llegó hace diez años a Chile y se demoró nueve meses en obtener un RUT, durante ese tiempo de espera no tenía acceso a un plan de salud, a abrir una cuenta corriente en el banco. Ella es profesional y venía con un contrato de trabajo. Yo te diría que Chile es doble estándar en este punto, bipolar, por un lado declaramos que estamos abiertos a la migración, por otro lado, le hacemos imposible el vincularse con la sociedad.

-Pero como se soluciona eso…

-Muchos vienen por que es sus países lo están pasando mal, por lo tanto el que viene a quedarse, debería tener un trámite mucho mas rápido y eficiente. El que viene con malas intenciones, yo creo que hay que tratar de detectarlo antes. Por ejemplo, uno viaja a Estados Unidos, te hacen , casi confesarte antes de entrar. Deberíamos pedir un certificado de antecedentes para cuando una persona viene al país.