Un empleado de Twitter acabó este jueves su contrato y quiso hacerlo dejando huella, como diríamos en Chile “chao jefe”: desactivó la cuenta personal del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

La propia compañía de la red social ha sido la que ha difundido la información después de que el perfil del magnate (@realdonaldtrump) estuviera inactivo cerca de 11 minutos.

En un principio, Twitter había achacado a “un error humano” el cierre “inadvertido” de la cuenta del presidente, pero después reconoció que la desactivación “la hizo un empleado de atención al cliente en su último día de trabajo”.

¿Y tu qué harías en tu ultimo de trabajo?