[Cuando todo era alegría entre los celestes que ese día vistieron de negro. Esperamos que esos momentos vuelvan pronto.]

El miércoles 3 de mayo de este año, en un partido jugado en Calama, Deportes Iquique le mostró los dientes al que ayer se tituló campeón de la Copa Libertadores de América. Algo de lo bueno que hicieron los celestes en un año que terminará en el olvido.

Aunque nadie daba un peso esa noche de mayo por los Dragones Celestes, sólo la fiel hinchada que llegó hasta la altura de Calama, Iquique derrotaba a un grande de Sudamérica.

Mientras todos se preocupaban que pasaba con la UC, la U o el Colo, un grupo de jugadores salía piolita a la nueva cancha del “Zorros del Desierto” para dar un batatazo. Gremio, que anoche se tituló campeón de la nueva versión del campeonato de clubes más importante del continente, venciendo en ambos compromisos a Lanús de Argentina, se puso de rodillas ante un juego agresivo, de tenencia de balón y carácter. Así, Iquique le propinaba la primera derrota a los brasileños (quien perdería después sólo un partido más contra Barcelona de Guayaquil en semifinales) en este largo camino que terminó en fiesta para ellos. Este triunfo se suma a otros históricos momentos, como el triunfo sobre Peñarol de Uruguay que llegó a la ciudad como campeón de América y contra Nacional, del mismo país, afamado club campeón mundial de clubes. Esta historia que quedará grabada en nuestros corazones la protagonizaron Cortés en el arco; en defensa Moreno, Guerrero, Zenteno y Dávila. En el bloque medio jugó Farías, Riquero, Caroca y Torres (marcó el segundo gol). Y arriba los titulares fueron Reynero y Bielkiewicz (autor del empate transitorio).

Revive los goles y deja caer una lágrima:

[youtube url=”https://www.youtube.com/watch?v=tOsGCypib98″ width=”560″ height=”315″]