EL MARTILLO

Los días se están haciendo eternos para algunos, para otros ojalá que llegue luego el 17 para ir a votar, lo que, si es que los amigos de la derecha están nerviosos y muy cautos en Iquique. Antes del 19 de noviembre varios ya se crían que ganaban y eran gobierno, incluso alguno ya se veía en algún cargo como el de intendente, seremi y otros, ósea la torta se estaba repartiendo super temprano, pero grande fue la sorpresa y el bajón fue más fuerte cuando se dieron los resultados de los comicios finales de ese día de elección.
Por otro lado, los de la Nueva Mayoría, como se llaman ellos (NM) estaba derrotados y no se les arreglaba la cara con ninguna cosa, pero el ánimo mejoró significativamente cuando el candidato de su sector saco un 22 % y el Frente Amplio obtuvo el 20%, se pasó del derrotismo al triunfalismo, eso sí, mirando con atención a lo que hacen los del FA.
Otro tema son los DC que ya no pesan mucho, varios tuvieron que bajar el moño de su altura creyendo que eran un partido de poder, y quedo demostrado lo contrario. Ahora pesan menos que una pluma, con su 5,9% quieren hacer un aporte, puede que si lo realicen. pero deben de bajar del Olimpo y trabajar con sencillez y humildad. Ahora van a todas.

FRENTE AMPLIO
En fin, en Iquique glorioso la cosa política esta entretenida, pero a la vez, esta como rara, es que todos saben que ganará Guillier, pero no lo quieren decir a viva voz, ya que fue muy grande la sorpresa el 19 de noviembre pasado, de los cabezones tradicionales pensadores iquiqueños, que se vieron impactados por el resultado que saco, el nuevo movimiento del Frente Amplio, donde ellos no le daban fichas y les decían “cabros chicos ignorantes”, pero esta nueva posición política, dejo paralizados a estas mente brillante, así es que tuvieron que bajar un poco a la tierra y reconocer su error, como también a no ser displicente con las personas y los movimientos que están surgiendo en la actualidad.
Retornado a lo nuestro, lo complicado para la derecha iquiqueña es que el Sorismo apoya a Guillier y es muy complejo combatir con los disciplinados votantes de ese sector. Se dice por ahí, que, si gana Guillier, la intendencia seria capturada por el Sorismo, y eso se puede producir, debido a que el autodenominado caudillo y salvador de esta ciudad, es ahora Senador de la región, entonces como dice el dicho, “esta tirado con onda “, quien gobernará en la ciudad. Entonces se puede decir que, en Iquique NO gobernará, el piñerismo, ni el guillierismo, sino que, el Sorismo.
El Martillo: