Catalina Cortés, Rodrigo Varas y Rodolfo González, concejales de la comuna de Pica, presentaron una querella contra el alcalde de esa comuna debido a que se aprobó el pago de $176 millones por el concepto de deuda a uno de sus ex asesores, el abogado Sergio Salas.

Además los concejales soltaron que ambos son amigos y para más remate acusan que el abogado trabajaba en la cobranza a las empresas que le debían lucas a la muni cuando trabajó en ella.

El problema radica que esa pega debió realizarla la oficina de finanzas de la municipalidad de Pica, y que Salas habría perdonado ciertas deudas, lo que perjudicó el ingreso de dinero a las arcas piqueñas. Debido a esto los concejales recordaron que a comienzos del 2016 el Juzgado de Letras y Garantía de Pozo Almonte dio una orden para detener al alcalde Infante por el chanchullo con el abogado como cobrador, pero dijo esa vez que se iría en cana de ser necesario.

 

Esta nota da cuenta de un proceso judicial con la posibilidad que los cargos sean desestimados al finalizar la investigación. Por lo cual NO se debe considerar al o los imputados como culpables hasta que la Justicia dicte sentencia en su contra.