Cuando Deportes Iquique era el club que más fichajes sumaba este verano, sufre una sensible baja de cara al comienzo de los trabajos de pretemporada.

El polifuncional capitán iquiqueño Misael Dávila deja los pastos de Cavancha para firmar por Unión Española un contrato de tres años. Dávila es criado en la tienda del dragón y uno de los últimos estandartes iquiqueños junto a Manuel Villalobos que iba quedando en el equipo. Con la ida del futbolista de 26 años, plantea un nuevo dilema para el equipo de Erick Guerrero, ya que Dávila podía ocupar los puestos de lateral por izquierda, contención, volante y hasta puntero. Así a las llegadas de los uruguayos Royón y Melazi, más Ríos y Carvajal, que llegaron a cubrir los puestos solicitados por el DT, habrá que buscar en el mercado a alguien que pueda suplir al ahora ex capitán de los Dragones Celestes.