La batería es, desde siempre, el talón de Aquiles de los dispositivos electrónicos ya que de ella depende la vida útil de los mismos fuera de las estaciones de carga.

Mucho tiempo atrás, era necesario cargar un día entero una batería nueva por lo que se conoce como “efecto memoria”, algo que finalmente desapareció con la llegada de las nuevas baterías de ión de Litio.

El problema de la autonomía según la carga de una batería es tan importante que Apple reliberadamente hace que sus teléfonos tengan un menor desempeño si sus baterías están desgastadas. Desde luego que esta práctica molestó a los usuarios y la compañía tuvo que salir a pedir disculpas y ofrecer una rebaja importante en la compra de nuevas pilas para los iPhone.

Básicamente, los ciclos de carga y descarga son los responsables en gran parte del desgaste de la batería de un dispositivo. Otro gran porcentaje de la culpa tiene que ver con el uso intensivo del teléfono o Tablet con software que eleva el punto de trabajo a valores muy por encima de los normales (CPU, memoria, etc.), algo que se hace evidente con el recalentamiento de los dispositivos.

Hay teléfonos que permiten mirar la batería simplemente quitando la tapa posterior, aunque la tendencia actual es el “unibody”, es decir, un equipo sin la mencionada tapa. Esta segunda opción impide que el usuario promedio pueda acceder a la batería, tarea relegada a los técnicos especialistas (recomendación).

Más allá de lo mencionado, es posible identificar algunos síntomas comunes que evidencian un desgaste elevado de la batería:

· La batería se calienta en exceso.

· La batería está hinchada.

· La autonomía varía de un porcentaje a otro de forma exagerada.

· El teléfono se reinicia con frecuencia.

· El teléfono se apaga de repente.

Ahora, la idea es que la celda energética no se deteriore prematuramente, y aquí es en donde entra en juego el conocimiento del usuario.

Lo realidad es que muy probablemente la mayoría de ustedes haya estado cargando mal la batería.

Los expertos en la materia tienen dos recomendaciones fundamentales para el cuidado de la batería.

Que no llegue a 0%

El nivel de carga de la batería está generalmente indicado mediante el icono de la una pequeña pila cuyo interior se va vaciando a medida que se pierde carga. También es posible ver un indicador numérico con un porcentaje de carga.

Los especialistas recomiendan evitar que el teléfono se apague por alcanzar el valor 0% de carga, es más, lo correcto es evitar también que la carga sea inferior al 5% (punto en el que generalmente el icono se pone rojo).

De hecho, algunos fabricantes incorporan en sus baterías un sistema de seguridad que hace que las mismas se bloqueen temporalmente al agotarse totalmente la carga. Este es el motivo por el que probablente han tenido que esperar varias horas para poder recargar la batería de algún dispositivo.

Que tampoco llegue al 100%

Tal y como explican en esta entrada de Battery University, lo ideal sería que los fabricantes configuraran los cargadores de los móviles de tal forma que en el último 5 o 10% de carga el voltaje se redujera drásticamente para garantizar el cuidado de las celdas. Dado que no están muy a favor de hacer eso -conllevaría gastos adicionales, básicamente-, desde hace años que la carga se realiza de manera uniforme durante todo el tiempo (a excepción de los cargadores rápidos). Por este motivo, es el ususario quien es el responsable de desconectar el cargador antes de que la batería llegue al 95%.

Otras recomendaciones son: evitar dejar los dispositivos al sol, no cargar durante muchas horas tras haber alcanzado el porcentaje recomendado y no utilizar cargadores de dudosa procedencia.

 

Internet