La clase política vive en otro mundo, una dimensión paralela a la realidad, donde desde su cargos nos miran como las berenjverengenas, por decir algo suave. Muchos de ellos no se dan cuenta que estamos en el Siglo XXI y la gente, el pueblo, los que caminamos a pie, exigimos que se mejore el estándar de nuestros honorables representantes.

Pero eso es como pedirle peras al olmo, ahora con el caso más patente de puesto que obtendrá por cuatro años más, el derrotado senador de la Democracia Cristiana, Andrés Zaldívar, más conocido como el “Chico”, que según sus ultimas declaraciones “le solicitaron” ocupar un cargo en el Consejo de Asignaciones Parlamentarias, ente que revisa los gatos de los parlamentarios.

“Voy a insistir en algo, que a lo mejor la gente no cree, yo no he perseguido nunca este cargo. Lo he hecho principalmente por que los senadores en unanimidad me han pedido que participara”, dijo el “chico” Zaldívar, defendiéndose como gato de espalda tras ser nominado en el cargo.

PRONTUARIO DEL CHICO
enano 2*Zaldívar es una persona bajo investigaciones del Ministerio Público.
*Derrotado electoralmente en noviembre.
*Fue ministro de Hacienda en los años 60.
*Se negó a colaborar con la Fiscalía cuando esta requirió los informes de las asesorías del Senado.
*Dueño de la famosa “cocina” donde se toman acuerdos políticos a espaldas de la gente.