Por VIRAL ALZADA

La Vieja Callampa este término usado de forma despectiva a las mujeres que vivían en campamentos o en barrios más periféricos del antiguo Iquique, ya no es un término común en el actual Iquique.
Desde esta reflexión (guste o no), va mi reivindicación a esas mujeres quienes han manejado el poder político en nuestra ciudad, mientras criaban hijos y juntaban hasta la última chaucha para poder parar la olla.
Esa mujer que representa la verdadera mujer libertaria, que si bien no trabajaban (formalmente)en su gran mayoría se levantaban más temprano que cualquier mujer de alta sociedad para dejar todo listo y partir a la alcaldía e institución pública para buscar solucionar los problemas que aquejaban a sus familias.
El trabajo de la Vieja Callampa era el verdadero trabajo social, ese que ninguna cabra con título puede lograr. Unir, aglutinar y lograr cambios reales para las familias más pobres.
Vieja Callampa, que en la población hace mítines y explicaba por qué había que votar por el don Choro Soria, pescando a los cabros más jóvenes para que vayan a hacer letreros y banderas.
A esa Vieja Callampa deberían hacerle  un altar los Soria. A esas viejas les deben los años en la alcaldía.

[quote]El trabajo de la vieja callampa era el verdadero trabajo social, ese que ninguna cabra con título puede lograr.[/quote]

Las Viejas Callampas están muriendo ya han pasado los años por sus cuerpos, las que aún viven tienen el regocijo de haber mejorado su ciudad desde esa misma casa que en un momento fue choza ahora es herencia familiar. Sus hijos son adultos casados y bien formados gracias a los correazos que le dio la vieja callampa cuando los vio con malas juntas en la población.
Muchas Viejas Callampas miran el pasado reciente y se dan cuenta que sus luchas cambiaron, ahora tienen agua y luz ahora su lucha es que sus nietos sean profesionales.
Pero donde hay pobreza, desigualdad seguirán apareciendo más fortalecidas y empoderadas las viejas callampas, así que usted que es secretaria o autoridad, recíbala en su oficia recuerde que la Vieja Callampa fue su abuela así dele un trato digno.
Muchas gracias Viejas Callampas por el Iquique que crearon, apunta de esperas eternas y suelas gastadas. Tengo mucho que aprender de ustedes.