EL MARTILLO

Y qué pasó con el rompe olas, qué pasó con el teleférico, qué pasó con la clínica Oncológica, qué pasó con el estadio, qué pasó con la piscina, que paso con la reparación del Teatro Municipal, qué pasó con el Carnaval, qué pasó con el paseo Baquedano, qué pasó con las casas de Lobito, qué pasó con el Terminal Rodoviario, qué pasó con el Puerto, qué pasó con el Ferrocarril a Hospicio, qué pasó con el Teleférico, qué pasó con la eliminación de las rotondas, qué pasó con el pase de calle Vivar, qué pasó con el plan regulador, la verdad que Iquique glorioso está en la era del “Qué Pasó”, porque no pasa nada, lo único que sucede, son promesas al viento, es decir puras palabras y poco trabajo.
Iquique glorioso cayó en la era de las promesas incumplidas. La verdad, que ya nadie cree en nadie y en nada.

[quote]qué pasó con el Terminal Rodoviario, qué pasó con el Puerto, qué pasó con el Ferrocarril a Hospicio, qué pasó con el Teleférico,[/quote]

Solo escucha y se ríe de los personajes que hacen pomposos anuncios y añejos lanzamientos de ideas que podrían ser.
Al parecer se ha construido un Iquique imaginario, casi una ciudad de las fantasías, porque hay muchas ideas incumplidas y que no se ve nada en concreto.
Iquique hace un tiempo a esta parte, está capturado por mentes incompetentes, que solo saben hablar y no hacer nada en término de gestión. A contar ahora hay que declararse en estado de alerta, para cambiar un poco el discurso y hablar menos y hacer más, mejor entregar obras y menos discursos, se está cansado de escuchar tanta barbaridad que no se cumple.
Así se podrá decir que Iquique glorioso está creciendo como ciudad.