Por ANA LAURA DE IQQ

Debo confesar que escribir esta nota me produce una extraña sensación, que va desde el aburrimiento al éxtasis.

No hay peor wea que el día de San Valentín, donde las parejas se regalan flores, corazones (en especial esos globos rojos), mañana será un día que los moteles no tendrán una sola habitación vacía para tirarse un polvo para hacer honor al día de un santo, que de verdad es hasta cursi “tirar” y demostrarse amor, cuando a mi me viene la calentura cualquier día del año.

Vamos a los consejos que debo darles, anoten.
Desayuno en la cama.

El primer polvo del día es un buen ejercicio para comenzar el día con la cara llena de risa. Hay que preparar un desayuno rico, algo así como un churrasco con palta, por favor no se les vaya a ocurrir comerse en este día una tostada con mantequilla. Pobres, pero decentes.
Escribe una nota de amor

No se te vaya a ocurrir escribir una frase de la odiosas canciones de Arjona, no anda más lejos, escribe lo que le harías en una jornada de sexo. Yo por ejemplo (me van a censurar), pediría que me hicieran sexo oral, así simplícito y sin eufemismo. En caso que resulte sabré como retribuir el regalo,
Mandale un Wasap califa

Nuestra madres nos dirían que enviemos galletas o un postre, pero eso es mucho trabajo. Simple. Escribe un mensaje caliente describiendo que harán en la noche.

Recíbelo con champaña (espumante)

Si llegas a casa antes que tu pareja, ten una botella de espumante, tomando en cuenta en las botillerías en este especial día costará un ojos de la cara, pero la inversión vale la pena, nos hará sentirnos amantes ABC1.

Cena, no puede faltar

De verdad soy muy popular que antes de acostarse con un mino soy capaz de ir a comerme una chorrillana o un completo de los carritos de la calle. Pero este día mi mandíbula no perdona, si me van a invitar que sea bueno y caro. Lo bueno es una cena en un lugar de paseo Baquedano, que puede ser el Viejo Clipper, que tiene una mezcla de comida peruana, japonés y chilena.

Ahora si las moneas están escasa, compra comida para llevar a la casa, que para mi gusto puede ser Sushi, pero del bueno. Acá me atrevo a recomendar el Otaku, es medio carón y hay que encargarlos con tiempo, pero buenos.

Pobre, pero a veces pituca y lo que viene, un rico polvo de postre con un viva Chile incluido.