[Foto Archivo]

Por VIRAL ALZADA

Ya hoy es un hecho que el famoso Tambo Andino, que los iquiqueños esperamos todos los años para ir a comer, tomar y bailar, visibilizando nuestras comunidades indígenas, no cumplió las expectativas.

Los indígenas de la CONADI andan más preocupados de ver donde se van a ir a trabajar en marzo, que darle el peso y la importancia a este evento, del cual ellos no fueron pioneros, sino AYMAR MARKA, hoy convertida de una “ONG”.

Estos señores (AYMAR MARKA) que en aquellos años no tenían apoyo del gobierno ni de la CONADI (por que no existía aun), ni SERNATUR, lograban entregar una feria de calidad, donde la entrada no era gratuita, sino era un costo elevado para esos años. Pero aun así era masiva.

Dirán ahora es gratis, que es bueno y que ha mejorado y la respuesta es que NO. La MARKA es la unidad territorial y política de lo pueblos donde se reflejaba como era el ayni, por ende nuestra MARKA es TARAPACA.

Hacer la feria o marka en Iquique visibilizaba nuestras raíces, con actividades como el floreo de las llamas y las ruedas de carnaval eran parte primordial de este evento. Los años pasan y este evento ha sido manoseado, por la CONADI (Corporación Nacional de Desarrollo Indígena, que no alcanza ni pa´ ministerio). Es más, durante muchos años nos dimos el lujo de tener dos; una feria de la CONADI y otra de la alcaldía.

Este año fue financiado por el GOBIERNO REGIONAL y SERNATUR y ejecutado por la CONADI (buenos para los recortes pero no los de los chumbeques), todos unidos por esta novel y comercial causa. Pero seamos realistas estamos abriendo espacio o cada vez reduciéndolos y floclorizando el mundo indígena.

Duele ver como este año este evento se redujo a un simple e incómodo estacionamiento de la UNAP. Quebrando con el aspecto de comunidad y ayni (reciprocidad).

[quote]Seamos realistas estamos abriendo espacio o cada vez reduciéndolos y floclorizando el mundo indígena.[/quote]

Este año, señor director de la CONADI ISIDRO MAMANI, demostró que esto debe volver a las comunidades y ser entendido como autogestión de los pueblos indígenas. Se burló de las abuelas que cada vez deben postular a menos stands, por que ya están todos negociados. Quitando espacio para vender sus tejidos y los frutos que nos da la pacha. De los lakitas que este año no pudieron realizar las tradicionales ruedas que evocan los carnavales por la falta de espacio. Los genios del mundo indígena contrataron un escenario para los artistas de afuera y no para las comunidades indígenas, ya que ellas tuvieron que actuar al costado del escenario. Dirigentes indígenas vendiendo mojitos en sus stands, como si la chicha y el pusitunga no estuvieran a la altura del evento. La famosa sanidad y la falta de espacio dejaron atrás la tradición de floriar las llamar y de hacer hornos de barro, donde podíamos comprar el pancito recién salido con ese sabor a tiznao.

Muchas personas desinformadas pensaron y culparon a mi Mauro Soria de esta desgracia de evento, pero yo su defensora leal, les aclaro altiro nomas que la muni del glorioso nada tuvo que ver en esto. Porque este año y hace ya un buen par están realizando el carnaval andino.

Al mayor estilo Violeta Parra les digo los indígenas CONADI: Qué diría el santo padre que vive en Roma que les están degollando a sus palomas.

PD: el mundo mapuche no reconoce a la CONADI como una institución que los represente por que vienen de mundo winka. Creo que los indígenas del norte deben tomar la misma postura que ya la CONADI no representa al mundo indígena de nuestra Tarapacá.