Distintas organizaciones se manifestaron también por recuperar la ciudad.
Alrededor de 300 personas marcharon por Iquique en la «IV Marcha por el derecho a una vivienda digna y una ciudad inclusiva», marcha que se realizó en distintas ciudades del país.

En este acto participaron agrupaciones políticas, de migrantes y cooperativas de vivienda de la región. Uno de sus principales llamados, hecho por el movimiento Frente de Resistencia Urbana, es la creación de una ley que asegure a todos los chilenos una vivienda digna y de calidad, además de pedir que las empresas constructoras dejen de ser las dueñas de las ciudades llenando estas de construcciones en altura, terminando con el patrimonio de ciertos barrios en Iquique Glorioso.

Esta marcha comenzó en la rotonda el Pampino, en la entrada de la ciudad, y finalizó con un acto en la plaza Condell.