No hay que asustarse, ya que los cientificos juran de guata la posibilidad que nos caiga un pedazo del Tiangong-1 en la cabeza, está una entre un millon. El aparato espacial se estrellará en la Tierra este fin de semana, de acuerdo con las últimas proyecciones de expertos.

La Agencia Espacial Europea (ESA) y la organización estadounidense Aerospace Corporation prevén que la aeronave de más de 8 toneladas de peso ingrese a la atmósfera terrestre entre el sábado 31 de marzo y el lunes 2 de abril, aunque la última de ellas precisa que Tiangong-1 caerá a la Tierra el 1 de abril.

Aerospace Corporation calculó también el área de su probable caída, que comprende entre las latitudes de 42,8° norte y 42,8° sur, incluyendo territorio de la parte norte de Chile.
Según los expertos, el riesgo de que alguien sea dañado por la caída es mínimo (uno entre mil millones) pues la mayor parte de la estación espacial se desintegrará al entrar en contacto con la atmósfera.

Es más, si su entrada en la atmósfera se produce durante la noche podrá ser observada a simple vista por los curiosos.

La estación espacial vaga desde 2016 sin control y desde fines del año pasado algunas agencias espaciales expresaron su temor a que sus restos cayeran en zonas de la superficie terrestre.

El programa espacial chino aseguró que su laboratorio orbital Tiangong-1 se quemará completamente al contacto con el aire y no impactará en el suelo.

Que el Pulento escuche a los expertos chinos.

[youtube url=”https://www.youtube.com/watch?time_continue=59&v=C0GBlCJCkr0″ width=”560″ height=”315″]