Daniela Solari, al igual que su esposo, el nuevo Gobernador Álvaro Jofré, deja su cargo para asumir otro puesto en el Gobierno.

Aunque buscó los votos, luchó por ellos e hizo a sus votantes asistir a los locales para sufragar, dejó de representarlos en su cargo de concejal Daniela Solari, aduciendo en su carta de renuncia “problemas de carácter personal y profesional”.

Sin embargo,  las malas lenguas ya comienzan a hablar de un ofrecimiento a un cargo en el gobierno de los “tiempos mejores”, lo que le habría hecho tomar esta medida, al igual que su pareja, el nuevo Gobernador de Iquique, Álvaro Jofré, que dejó su puesto de CORE para tomar la batuta de la gobernación. Solari había asumido su cargo edilicio en diciembre de 2016.