En el fútbol existe una máxima: si no juegas bien pon coraje, e Iquique lo hizo.

Volvió a ganar en Cavancha. No lo hacía desde el 2 de diciembre de 2017, cuando por el mismo marcador venció a San Luis del sobrevalorado DT Miguel Ramírez.

Esta vez no lo hizo jugando bien, pero los jugadores se vieron con ganas en la disputa del balón, rápidos, corriendo y parándose lejos del arco propio. Con un Fernández que volvió a ser una de las figuras, y con un émbolo como lo fue el “oveja” Torres. A poco de comenzar, a los 5’, una jugada por izquierda entre Peñailillo y Salinas, que este último termina sacando un centro que encontró a Royón, que con un tiro rasante batió a Pérez. Iquique continuó teniendo la posesión y manejando el juego. Lo tuvo Becerra de chilena, y salió por poco. Naranjo tapó el tiro a quemarropa de Gutiérrez, y se fueron en ganancia los locales terminado el primer tiempo. El segundo fue casi un calco, ya que a los 6’ en una serie de rebotes le quedó a Miño para poner el dos por cero. Al final todo fue nerviosismo con el descuento de Vallejos, pero por fin en Cavancha los Dragones Celestes sumaron 3 puntos.