El cambio de horario de veranos a invierno, que se realizará este sábado, cuando sea la medianoche y los relojes deban atrasarse una hora, siempre origina controversia, pero entre los que votaron en la encuesta de este medio pobre pero honradísimo, parce que está de acuerdo.

Un 54% voto a favor de la medida, que tendrá una duración de tres meses, es decir hasta el mes de los gatos, agosto. Mientras que 46% dijo no está a favor.

 

Ojo, esta encuesta representa a los que votaron en ella, no tiene ninguna herramienta científica ni está asesorada por Cadem.