Los relojes marcaban las 9 de la noche con 16 minutos cuando se registró un leve sismo de 5 grados en la región de Tarapacá, movimiento que no asustó ni al gato.
Según Sismología el epicentro del sismo fue a 47 kilómetros al noreste de Pica.
De acuerdo a informes llegados desde esa comuna, solo hubo leve movimiento de limones y los mangos ni se enteraron.