Las marchas feministas si bien son un reflejo de los tiempos que vivimos, donde el rol de la mujer debes ser igual al del hombre, también surge los prejuicios y los fundamentalistas religiosos que sin argumentos intentan destruir el espíritu de las convocatorias.

El viernes pasado se desarrollo en Iquique una marcha feminista que en uno de sus momentos paso por la iglesia Don Bosco, donde cuatro jóvenes con el torso desnudo realizaron una perfomance. Las imágenes, dejaron algunos con el “credo en la boca” y el brote de conservadurismo a nivel Dios.

Acá algunos comentarios:

fan page 1fan page 2