Ni la pataletas del presidente local de RN y los gritos aislados en su contra, impidieron que César Villanueva,  asumiera como nuevo director regional de Corfo, nombramiento que fue refrendado por el mandamás de Corfo, Sebastián Sichel Ramírez, y el intendente de Tarapacá, Miguel Ángel Quezada.

 

“Todos los antecedentes que le ha puesto sobre la mesa, sobre la Contraloría como en otras instancia legales, no tiene ningún problema, por lo tanto si tiene todas la capacidades para asumir Por lo tanto hoy día tiene que centrar su actuar en la tarea que tiene que desarrollar(…) en especial en Corfo”, indicó el jefe regional a radio Bío Bío.
Tras esas palabras, Quezada diplomáticamente mandó a freír monos a los dirigentes oficialistas que han cuestionado a Villanueva.

“Los dirigente políticos tienen la libertad de expresar su parecer, tiene que elevarla al Gobierno Regional, en este caso a nosotros y a sus partidos, para que hagan los reclamos pertinentes”, acotó.

Uno de los principales cuestionamientos en contra de Villanueva es, el haber recibido casi 70 millones de pesos en horas extras como funcionario de la municipalidad de Alto Hospicio.