Un video se volvió viral en redes sociales y era que no, se trata de la perfomance de un representante del Pulento en la tierra, donde pierde la paciencia con una guaguita que llora al momento de ser bautizada.
El repudiable hecho ocurrió en la isla de Martinica, una colonia francesa en el Caribe. En un principio, el cura trata de ser amable con la guagua que se raja llorando. El sacerdote luego pierde la paciencia y aprieta con sus manos la cara del pequeño, diciéndole que se calme.

Sin embargo, esa actitud sólo asusta aún más al pequeño y, en lugar de tratar de tranquilizarlo, el cura decide darle una cachetada para que se calle.

Ahí el padre se lo quita de una para llevárselo.

Hay, por eso Pulento que está en los cielos, líbranos de tus representantes en el Tierra.

[youtube url=”https://www.youtube.com/watch?v=7xNRz_neEJ8″ width=”560″ height=”315″]