Foto referencia.

RODRIGO LONGA T.

En 40 millones de pesos fueron avalados por bomberos la implementación robados mientras los voluntarios sofocaban las llamas que afectaban a tres viviendas en el poblado de La Tirana. El hecho se registró la madrugada del lunes.
Las pérdidas son considerables, ya que el material sustraído es de vital para el trabajo de emergencia de bomberos.
Los patos malos se llevaron: mangueras de 75 y 50 metros, pitones, “gemelos”, equipos de respiración auto contenido, un detector de gases, una cámara térmica, radiocomunicación, cascos y enseres personales.

Por ahora la PDI está detrás de los mala clases que roban a bomberos.