El Concejal Gonzalo Prieto, Presidente de la Comisión de Salud presentó la iniciativa que fue aprobada y apoyada por el Acalde Patricio Ferreira y los concejales Alejandro Millán, Antonio Mamani y René Cáceres.
Hace más de un año en la votación de la licitación pública para la compra tradicional de botas navideñas que se reparten a más de 15.000 niñas y niños de la comuna, el concejal y presidente de la comisión de salud Gonzalo Prieto se abstuvo de votar argumentando “que no podemos con un bolsillo financiar prevención y vida saludable y con la otro bolsillo financiar alimentación no saludable para nuestras niñas y niños”. La medida no estuvo exenta de polémicas por parte de vecinas y vecinos. Sin embargo fue respaldada en su minuto por la presidenta del colegio regional de nutricionista de Tarapacá.
El 3 de agosto en sesión ordinaria del concejo municipal, el Concejal Prieto volvió a la carga presentando una propuesta alternativa para la nueva licitación de botas navideñas 2018. “Queremos hacer un esfuerzo y convertirnos en la primera ciudad del país en tener botas navideñas saludables. Sabemos que no es fácil, pero hemos creado una propuesta asesorados por nutricionistas para tener una bota con menos calorías, grasas y azúcar”
La medida no busca sacar los dulces de las botas, sino que reemplazar aquellos dulces con mayores sellos con otros más saludables. La propuesta causó una fuerte discusión en el concejo municipal por parte de todos los ediles. Los argumentos en contra aluden a la cultura establecida de entregar dulces altos azúcares de la comuna.
A lo anterior Prieto señaló “En Alto Hospicio tenemos un 32% de los niños y niñas de entre 0 y 5 años con diagnóstico de malnutrición por exceso, y el 35% de los menores entre 6 y 9 años presentan la misma condición. El 2017 se presentaron 1680 casos de niños con sobre peso u obesidad en nuestras consultas y más de 5000 niños en atenciones nutricionales. Lo que estamos haciendo es una demostración de la política con responsabilidad y no de los populismos, estamos haciendo un cambio pequeño pero importante para mejorar la salud de la ciudad”.
La iniciativa contó con el respaldo del propio alcalde Patricio Ferreira quien señaló que “es un mensaje para las vecinas y vecinos de Alto Hospicio que podemos dar pasos y cambiar nuestra cultura alimentaria de forma paulatina hacia el futuro”. La votación tuvo la aprobación del Alcalde y los concejales Prieto, Millán, Cáceres y Mamani.
Gonzalo Prieto agradeció la confianza para apoyar su iniciativa y dijo que seguirá trabajando en pos de un Alto Hospicio como ciudad saludable.