La primera vez puede ser muy importante para algunos, o simplemente la forma de comenzar una nueva etapa en tu vida sexual. Eso sí, solo tendrás una primera vez, y aunque lo pinten muy bonito, no siempre lo es.

Es normal que sientas miedo de cara a tu primera vez, lo que debes tener muy claro es que quieres hacerlo. No te sientas presionado por tu alrededor ni por lo que está socialmente establecido. Cada persona debe elegir el momento perfecto para perder su virginidad, aunque luego no resulte tan perfecto, al menos que sea cuando lo deseas.

No hay edad exacta para comenzar a tener relaciones sexuales con penetración. Normalmente se comienza a sentir apetito sexual que se satisface con tocamientos o incluso sexo oral, y más tarde se da un paso más, con la pérdida de virginidad. No ocurre nada si lo haces al revés, también puedes primero practicar sexo con penetración y luego otras formas. No hay nada establecido en la vida sexual de cada uno.

Cuando vayas a practicar sexo por primera vez, seguramente nunca sientas que estás preparado del todo, pero intenta estar lo más seguro posible de que quieres hacerlo. Primero investiga tu cuerpo, prueba los puntos de placer de tus órganos sexuales y satisfácete a ti mismo. Así no te pillará tanto por sorpresa lo que después vas a sentir.

Los chicos comienzan a masturbarse más temprano, pero muchas mujeres no comienzan a satisfacerse a sí mismas hasta después del primer coito. Es recomendable que antes comiencen a investigar en sus órganos sexuales, y así poder disfrutar después mejor de la penetración.

Tampoco hay una persona, ni un momento determinado para perder la virginidad, pero sí te podemos dar unos buenos consejos para que no sea un auténtico desastre.

Normalmente solemos perder la virginidad con una pareja, sea hombre o mujer, no importa que sean pareja, pololos o novios o no, pero sí está bien que tengas una confianza con esa persona. Tú determinas en cuanto tiempo puedes lograr esa confianza. También depende mucho de tu personalidad, hay gente que en un día ya se ha abierto completamente a otra persona y otros que ni en años lo logran.

La confianza es muy importante tanto en los hombres como en las mujeres, porque los nervios le pueden jugar una mala pasada a ambos. Los chicos pueden tener problemas con su erección, y eso no significa nada, simplemente que al ser la primera vez están nerviosos. Lo bueno para calmarse y poder conseguir que el pene se empalme es tener confianza con la otra persona. Otro riesgo que corres (nunca mejor dicho) si no te encuentras con alguien de confianza, es no saber bien cómo hacerlo. Si esa persona no te da indicaciones para hacerlo bien, y tenéis una buena conversación sin timidez, puede que metas la pata o incluso te confundas de agujeros si te estás acostando con primera vez con una mujer.

Las mujeres también pueden tener problemas a causa de los nervios. Una de las situaciones que más sufren las chicas a lo largo de su vida (no solo la primera vez), es la falta de lubricación. Cuando no te sientes cómoda o tranquila, no vas a lubricar para que te puedan meter el pene, y si lo haces sin flujo vaginal pueden hacerte bastante daño, o incluso romper el preservativo. Por eso, también es importante que tengas confianza con tu pareja sexual.

Elegir el lugar adecuado puede que no sea tarea fácil, y que no siempre salga como deseas, pero el ambiente favorecerá que todo salga mucho mejor. Intenta que tu primera vez sea en una cama o un sofá, un lugar en el que ambos estén cómodos y la penetración será más fácil. También es importante que estéis solos en el lugar, ya que si otras personas están rondando puede colocarnos todavía más nerviosos.

Puedes prepararte días antes para perder la virginidad, así conseguirás que todo sea un poquito más fácil. Si eres un chico, intenta investigar en Internet o preguntar a tus amigas sobre el cuerpo humano de las mujeres, así conocerás mejor cómo hacer que sienta más placer, lubrique más y todo “funcione” mejor. Si sabes que vas a tener sexo un día específico, también puedes masturbarte un día antes, para intentar durar más durante el momento del coito.

En el caso de las mujeres, sobre todo intenta relajarte momentos antes de perder la virginidad. El sexo para ellas es mucho más psicológico que el de ellos, por eso es importante que te sientas muy tranquila. Si quieres, días antes puedes comenzar a introducir tus dedos en la vagina y hacer círculos, como si estuvieras “haciendo hueco” para que luego entre el pene en el momento de la penetración