Por casi treinta días extenderá el segundo juicio oral que busca condenar a cuatro ex carabineros por el delito de secuestro calificado en la causa por la desaparición de José Vergara Espinoza, quien se encuentra extraviado desde el 13 de septiembre del 2015 en Alto Hospicio.

Este segundo juicio se desarrolla después de que se acogió un recurso de nulidad por la Corte Suprema el que fue interpuesto por el Ministerio Público y los querellantes en la causa, entre los cuales figuran, los abogados de la familia del desaparecido, el Consejo de Defensa del Estado y el Instituto de Derechos Humanos, los que recurrieron del fallo que condenó sólo por detención ilegal a los cuatro ex funcionarios policiales.

La sala que está conformada por tres nuevos magistrados, deberá escuchar los testimonios de casi 80 testigos de las partes, junto a revisar numerosa prueba documental y pericial que se llevó a cabo durante dos años de rastreos y búsquedas.

La fiscal Virginia Aravena, aseveró que buscan que se cambie el veredicto del primer juicio. “La Corte Suprema analizando los mismos hechos, estimó que la calificación jurídica era errada y que a lo menos eso era un secuestro. En virtud de ello, ordenó la realización de un nuevo juicio con magistrados que no estuvieran inhabilitados y como Ministerio Público estamos pidiendo la aplicación de una pena de 20 años de presidio”, sentenció.

Por su parte, Enzo Morales, abogado querellante de la familia del desaparecido, argumentó que con la prueba que se rendirá durante el juicio el tribunal debiera condenar por secuestro calificado. “No hay cambios en las pruebas, sólo precisiones. Acreditaremos que los testimonios que dicen que vieron con vida a José, sólo son conjeturas y no tienen veracidad. Existen unos testigos presentados por la defensa de los ex carabineros que aseguran que lo vieron en Bolivia, demostraremos que eso es imposible ya que José Vergara tenía un 77% de discapacidad mental, lo que hace imposible que se trasladara por sus propios medios al país vecino y que tuviera un diálogo coherente con ellos”, explicó.

La fiscalía está solicitando en su acusación las penas de 20 años de presidio por el delito de secuestro calificado y 3 años y un día de presidio por la falsificación de documento público, en contra de los ex carabineros Carlos Valencia Castro, Ángelo Muñoz Roque, Manuel Carvajal Fabres y Abraham Caro Pérez.