Un total de $150 millones en destrozos, 21 detenidos y robos en el recinto amurallado y centro comercial, fue el resultado de los actos vandálicos protagonizados entre anoche y hoy en la mañana por cargadores pertenecientes al sindicato N°1 y a su recientemente creada empresa Loader.

Cerca de las 14 horas el Mall comenzó a retornar a la normalidad con la apertura de sus tiendas.

Tras las violentas manifestaciones, se verificaron daños de consideración a las instalaciones que afectaron a cierres, muros y pórticos del recinto amurallado; tiendas, espacios comunes y accesos al Mall; además de quebrazón de ventanales del edificio Convenciones. Cabe precisar que durante la noche del jueves, resultaron dos personas heridas (un vigilante privado y un guardia de seguridad).

El conflicto tiene su origen cuando el sindicato Nº 1 solicita formalmente un bono de $ 300.000, monto a todas luces desproporcionado, pero sobre lo cual se les hizo un ofrecimiento a los cuatro sindicatos de optar a un préstamo blando para entregar $ 100.000 a sus trabajadores, lo cual fue aceptado el jueves por la tarde por los sindicatos 1 y 2.

La Administración condenó enérgicamente estos hechos y confirmó que continuará ejerciendo todas las acciones legales contra quienes resulten responsables de estos excesos. “Nos parece inaceptable que un grupo de cargadores haga uso de actos violentos como medida de presión y no esté dispuesto al diálogo, poniendo en riesgo a cientos y miles de personas que trabajan en zona franca”, señaló Rodolfo Prat, Gerente General de Zofri S.A.

Zofri S.A., junto a diferentes actores del ecosistema logístico, ha colaborado y contribuido a generar toda la ayuda y colaboración necesarias para dar solución a las peticiones en beneficio de toda la comunidad de negocios de la Zona Franca de Iquique, incluidas las agrupaciones de cargadores.