Dos carritos completeros y todas sus salsas (Ketchup, mayonesa, mostaza y su pebre) fueron decomisados por funcionarios de carabineros, inspectores municipales y la PDI.

Pero, eso no es todo, también hubo un detenido por el delito de propiedad intelectual (vendía zapatillas de “marca”).

Este proceso de fiscalización responde a la planificación que mensualmente surge en las reuniones del Comité Provincial de Seguridad Pública, que preside el gobernador Álvaro Jofré, y cuyo objetivo es atacar la venta ilegal de productos en la vía pública, especialmente de alimentos sin permiso sanitario que ponen en riesgo la salud de las personas.