A las 11.28 horas de la mañana del jueves 27 de septiembre, se inició simulacro de sismo y tsunami del borde costero, el cual emuló un sismo de mayor intensidad, considerando además una posterior alarma de tsunami. En el ejercicio participaron, preliminarmente, cerca de 75 mil personas.

En la ocasión, el sonido de las sirenas de los vehículos de emergencia y del sistema de sirenas de tsunami, dio paso al proceso de evacuación hacia los distintos puntos de encuentro ubicados sobre la cota 30, siendo reforzado de forma adicional con el Sistema de Alerta de Emergencia (SAE), el cual mediante la distribución de mensajes a los teléfonos celulares indicó a la población el desarrollo del ejercicio.

Durante la actividad, las autoridades convocadas se sumaron al proceso de evacuación, trasladándose hasta el punto de encuentro ubicado en Tadeo Haenke con Avenida Salvador Allende. Asimismo, desde la zona segura monitorearon el desarrollo del simulacro en la costa de la región y evaluaron la ejecución de sus respectivos planes de emergencia por variable de sismo y tsunami.

Al respecto, el intendente Quezada destacó la participación de la comunidad regional. “Lo importante de estos ejercicios es poner a prueba nuestra preparación, la tecnología de la que disponemos e identificar los aspectos a mejorar. Pero principalmente, nos preocupan las familias del borde costero, por eso es destacable su disposición en este tipo de ejercicios y el conocimiento que tienen ante una emergencia», señaló la primera autoridad regional, quién evacuó desde la rotonda Cavancha hacia zona segura.

Simulacro
El ejercicio finalizó a las 12.02 horas por parte de las autoridades, quienes comunicaron a la población que retomaran sus actividades.