La escritora y académica chilena recibió tal distinción, siendo la quinta mujer en la historia en recibirlo.

Quien fuera integrante del destacado Colectivo de Acciones de Arte (Cada) durante la dictadura, Diamela Eltit, fue premiada con el máximo galardón nacional en la Letras. Cuenta con una propuesta de escritura única, que combina la teoría, la estética, el ámbito social y la política. Entre sus obras más reconocidas está «Una milla de cruces sobre el pavimento» (1980), «Lumpérica» (1983) y «Por la patria» (1986).En la década de los 90 se radicó en México, donde fue alabada por la crítica por su novela «Los vigilantes», que la hizo ganar el Premio José Martín Nuez, de 1995. En el año 2002 publicó «Mano de obra», libro que fue presentado por la crítica como «una metáfora ejemplar de la fagocitación del sujeto público y del discurso social en la sociedad chilena actual».