El presidente Evo Morales, con una cara de este porte, declaró ante los medios su malestar por el fallo de la Corte Internacional de Justicia y puso en duda la imparcialidad del máximo tribunal de justicia del mundo; anunció que mandará una carta a la ONU, para poner en evidencia las “contradicciones” del fallo en cuestión.

“No entiendo como la Corte beneficie a los invasores (de Chile)”, afirmó en tono tajante y sin ocultar el malestar en su rostro.

Evo también anuncio apurar las obras en puertos alternativos que le permitan a Bolivia salidas al Pacifico por Ilo (en Perú) y otros puertos hacia el Atlántico, para dejar de perder “centenares de millones de dólares” por las trabas impuestas por Chile en sus puertos, apuntó.

Internet