El “Cyber Monday” que motiva el consumo a través de Internet siempre tiene sorpresas con algunas pillerías en los precios y cumpliento en la entrega de las compras, pero la novedad de las ofertas fue un disfraz de pene, cuyo precio era de casi 14 luquitas.