El líder ultraderechista del Partido Social Liberal (PSL) , Jair Bolsonaro, se convirtió en el nuevo presidente de Brasil. En segunda vuelta, el candidato del PSL ganó con el 55,7% de los votos ante su oponente del Partido de los Trabajadores, Fernando Haddad, el delfín de Luiz Inácio Lula da Silva, que obtuvo el 44,3%.

El nuevo presidente del Brasil tendrá que tomar las riendas de una economía que todavía se tambalea y poner en orden las cuentas de un país que en los últimos años ha visto de nuevo un crecimiento de la pobreza, dejando atrás una década de avance social.