La hija del expresidente Fujimori y líder opositora peruana Keiko Fujimori fue trasladada este jueves a una cárcel de Lima, un día después de que la Justicia le impusiera prisión preventiva por 36 meses, acusada de recibir aportes ilegales de la brasileña Odebrecht, informó el Instituto Nacional Penitenciario.

Keiko, de 43 años, fue recluida en el Establecimiento Penitenciario de Mujeres de Chorrillos, en el sur de la capital peruana, tras la decisión de un tribunal el miércoles.

 -La Fiscalía de Perú investiga los supuestos aportes de Odebrecht a la campaña presidencial de Keiko Fujimori en 2011, elección que perdió contra Ollanta Humala.

Internet